Me agrada tener una de las primeras reuniones de trabajo con el maestro José Manuel Romero Coello, Director General del Instituto Mexicano de la Juventud; recién nombrado en el cargo. Esperamos de aquí en adelante, la coordinación permanente con el IMJUVE para el seguimiento y evaluación de las políticas públicas instrumentadas a favor de la juventud mexicana: sea usted bienvenido maestro, siéntase como en su casa.   

 

Para la Comisión de Juventud es muy importante la asistencia y participación de las diversas organizaciones de la sociedad civil. A partir de la instalación de esta comisión, hemos insistido en la necesidad de escuchar y tomar en cuenta las propuestas legislativas que se están generando por fuera de la Cámara de Diputados.

 

Hoy en día, no podemos pensar en la democracia mexicana sin la construcción de una ciudadanía participativa. Debemos entender que las viejas fórmulas y prácticas para generar políticas públicas están rebasadas por el impulso y la exigencia de una población joven crítica, preparada no solo para exigir, sino para proponer, para innovar, para romper paradigmas y establecer nuevas formas de comunicación social.

 

Las y los jóvenes de México tenemos la oportunidad de cambiar las cosas. Aquí en el Poder Legislativo, ya hemos tenido pruebas de que se puede lograr; desde la asignación de presupuesto público para rubros que afectan directamente la cotidianidad de la población joven, hasta la incidencia real en las reformas constitucionales en materia de telecomunicaciones por ejemplo.

 

Es por ello que para mí, como legisladora joven y de izquierda, es muy importante escuchar a las y los jóvenes organizados de la sociedad civil. En noviembre del año pasado, convoqué al primer Foro Nacional: “Retos y Perspectivas de las Juventudes en México, Por una Agenda Legislativa Incluyente”.

 

Algunos de los primeros resultados de esa agenda, se vieron reflejados en por lo menos tres acciones legislativas:

  • La asignación de presupuesto para rubros que habían sido eliminados de la propuesta del Ejecutivo Federal, principalmente en materia de educación superior, salud sexual y reproductiva y atención a enfermedades de transmisión sexual en las y los jóvenes;
  • La inclusión del Instituto Nacional de las Mujeres en la Junta Directiva del IMJUVE, mediante iniciativa aprobada por unanimidad en el pleno de esta Cámara de Diputados el pasado 26 de febrero de este año; y
  • La presentación de la iniciativa de reformas y adiciones a la Ley General de Salud en materia de atención y prevención de las adicciones en la población joven del país, el pasado 19 de marzo del año en curso.

 

Entre hoy y mañana, con los resultados de estas mesas de trabajo, se definirán nuevos objetivos y tareas que forzosamente deberán transformarse en producción legislativa. Las conclusiones que se generen en este diálogo con ustedes,  tienen que traducirse en iniciativas de ley que deberán ser apoyadas y aprobadas por todos los grupos parlamentarios con representación en esta Comisión de Juventud. Ese es el compromiso fundamental de nosotras y nosotros como legisladores federales: avanzar en todo lo que nos sea posible rumbo al desarrollo integral de las y los jóvenes de nuestro país, lograr las mejores opciones y condiciones que hagan posible el cumplimiento de sus metas personales y colectivas.

 

Los retos no son pocos, la realidad que enfrentamos más de 36 millones de jóvenes en todo el país en materia educativa, de empleo, de salud y en general de oportunidades, ya la conocemos y sabemos que no la tenemos fácil.

 

Por ello, quiero aprovechar la presencia del maestro José Manuel Romero, para hacer un llamado al Ejecutivo Federal: las y los jóvenes necesitamos que los objetivos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo para nuestra atención, no se queden en letra muerta.

 

El Programa Nacional de Juventud para este sexenio, tiene la responsabilidad de diseñar e implementar políticas públicas que permitan nuestro desarrollo integral; lo que esperamos es justamente eso, la oportunidad de mejorar en todos los aspectos.

 

Aquí, en el Poder Legislativo, estaremos pendiente de ello.